RECETA & HISTORIA de los Ñoquis

 

HISTORIA Y
RECETA DE LOS ÑOQUIS

 


¿Cuál es la tradición con los ñoquis en Argentina?

Los 29 de cada mes en Argentina comemos ñoquis, con cualquier salsa y de cualquier tipo (de papa, de espinaca, calabaza) y ponemos plata debajo del plato. Antes de terminar el plato, dejamos 7 noquis sin comer, nos ponemos de pie y pedimos un deseo por cada ñoqui. Y al terminar, guardamos el billete o moneda que habíamos puesto debajo del plato en un lugar, hasta el próximo 29. Sí: no podemos gastar esta plata hasta el próximo 29. Según el mito, con este ritual atraer la buena suerte, o buena fortuna o simplemente más dinero =).

 

¿De dónde viene la receta del ñoqui?

 

Importante para empezar: La papa es un tubérculo originario de América, y sólo llegó a Italia (y a la receta del ñoqui) después de la conquista española. Así que, el ñoqui como lo conocemos hoy, es posterior al siglo XV… Antes de eso en Italia se hacían de forma muy diferente. Existía un tipo de pasta llamada zanzarelli (hechos con miga de pan, leche y almendras y que significa “mosquitos”), muy chiquititos y comidos en sopas. Luego aparecieron los Malfatti (hechos con harina, agua y huevo y que significa “mal hechos”), que son un tipo de pasta plana, cortada irregular. Pero cuenta un mito que los señores feudales de la época (en ese intermedio entre la Edad Media y la Edad Moderna) subieron el precio de la harina de trigo, así que los campesinos empezaron a investigar suplantando esa harina con puré de papas. Y así aparece el ñoqui. Esto último no lo sabemos a ciencia cierta… habría que investigar cuándo se volvió popular la papa americana en Italia…

 

¿Por qué los 29 los argentinos comemos ñoquis?

 

Vamos con un poco de historia…

La historia dice que al ser fin de mes, los campesinos pobres, que no tenían qué comer hasta cobrar su sueldo al inicio del mes siguiente, solían comer comidas preparadas con las materias primas que les quedaban (harina, huevo, leche, etc). Y cuenta una leyenda que en el siglo VIII un jóven médico llamado Pantaleón se convirtió al cristianismo y empezó a peregrinar por el Norte de Italia donde practicó milagrosas curaciones. Una vez le pidió pan a unos campesinos, y ellos, aunque eran muy pobres, lo invitaron a compartir su mesa. Pantaleón estaba muy agradecido y les dijo que tendrían un gran año de pesca y cosechas excelentes. Esa profecía se cumplió y otros muchos milagros. Dicen que ese evento ocurrió un día 29 y la comida en la mesa eran ñoquis (sin papa, como vimos antes). Y por eso desde entonces, los 29 la gente come ñoquis y pone plata (un billete o una moneda) bajo el plato, para atraer la magia de San Pantaleón.

 

 

Otras curiosidades de los ñoquis:

¿Notaron como en inglés a algunos tipos de pasta les dicen Macarrons? ¿Y en Brasil Macarrones? Bueno, parece ser que Maccharrones es el primer nombre de los ñoquis.

Los ñoquis son anteriores (en su creación) inclusive a los ravioles y a los spaguettis.

En Roma, los ñoquis no se hacen con harina de trigo sino con sémola: son mundialmente conocidos como “Ñoquis a la romana”

 

¿Cómo se preparan los ñoquis?



Ingredientes de la masa de ñoquis

Para 8 platos enormes (sí, los 29 mejor si comemos ñoquis entre amigos, como buena costumbre argentina)

 

1 kilo de papas (sin pelar, bien lavadas)

300 grs. De harina de trigo 0000 (o 000, pero no usar harina leudante)

2 yemas de huevo (sí, la parte amarilla solamente!)

100 grs. De queso rallado (finito, chiquito)

1 cucharadita de polvo para hornear (tipo royal)

1 cucharadita de sal (no colmada!)

1 poco de pimienta y nuez moscada (como te guste a vos)

 

 

Procedimiento para hacer los ñoquis

 

1- Hacés el puré de papas. Lo más importante son las papas, si las cocinas y quedan con mucha agua, vas a necesitar agregar mucha harina, y los ñoquis van a ser un “masacote” una masa fea y dura. Hay dos formas clásicas para evitar esto:

A- Lavás bien las papas, y con cáscara y SIN CORTAR todo las llevas al horno hasta que estén perfectamente cocidas (más o menos 1 hora, hasta que pones un cuchillo y atraviesa sin casi esfuerzo toda la papa). Las sacás del horno, esperás que entibien y las pelas, y con un pisapapas hacés el puré (no tenés que agregar leche, ni manteca, ni nada más)

B- Ponés las papas con cáscara y SIN CORTAR, en una olla con agua fría y las hervís hasta que pones un cuchillo y atraviesa sin casi esfuerzo toda la papa). Después retiras el agua caliente y agregás agua fría. Vas a ver que la cáscara se empieza a abrir y es super fácil pelarlas. Retirás toda el agua y con un pisapapas hacés el puré (no tenés que agregar leche, ni manteca, ni nada más)

2- Mezclás en un  bol la harina, el queso, la pimienta, la nuez moscada, el polvo de hornear.

3- Batís las yemas en otro boul.

4- Hacés como una corona en la mesada de la cocina con el puré de papa y en el centro ponés las dos yemas de huevo batidas.

5- Empezás a unir todo, sin amasar, el puré, el huevo y la harina con el resto de ingredientes secos. Es importante que el resultado debe ser una masa que no se pegue ni en los dedos ni en la mesada. Si ya tenes todo unido y se pega, podés ir agregando de a poco más harina. Si tenés todo unido y es muy seco, podés agregar más agua. Ojo: hacelo de a poco.. Así no necesitas agregar mucho después para equilibrar.

6- Cuando tenés la masa lista, formás como cilindros de unos 2cm de diámetro, los cortas en 4cm y los pasas por un tenedor o una “ñoquera”



 


7- En una olla con sal gruesa y agua hirviendo, tirás los ñoquis. Cuando flotan ( a los 3 minutos o menos!) los vas sacando con una espumadera. Y voilá!

LISTO EL ÑOQUI!



Acá te dejamos un programa de cocina típico argentino donde explican todo el proceso, y también 2 salsas para acompañarlo.

 

Acá la historia del lunfardo ÑOQUI.


Queremos ver fotos de esa prueba por acá!

                                                                                                                 

Autor: Porteñísima

Fecha de publicación: 2017-06-20 00:00:00