Lunfardo: GATO

GATO

 

Qué palabra difícil de explicar…

 

¿Qué significa GATO y cómo se usa?


Primero vamos con los 3 que no son controversiales:

1. Felino doméstico //

2. Herramienta que se usa para levantar el auto y poder por ejemplo, cambiarle una rueda. //

3. pelo falso, peluca para ocultar la calvicie.

 

 

Ahora, vamos al lunfardo. Consultamos nuestra biblioteca y encontramos esto:

Tino Rodriguez en el Primer Diccionario de sinónimos del lunfardo dice:

1- Indigente, pobre, mishio.

José Gobello en Nuevo Diccionario Lunfardo no habla de ese significado pero da otros dos:

2- Ladrón que penetra furtivamente en los comercios y aguarda escondido la hora propicia para cometer un robo.

3- Cliente de la trotera (yiro, prostituta que camina mucho por las calles) o del taxi-boy (hombre que cobra por sexo).

La Academia Argentina de Letras en Diccionario del habla de los Argentinos no habla de ninguno de los anteriores pero agrega:

4- Persona material o espiritualmente pobre.

 

Es un término tan antiguo y a la vez tan resignificado que todavía está en discusión qué significa para las generaciones actuales, y quizás sea por eso que todavía no llegó a los diccionarios de lunfardo ese uso que escuchamos en las calles.

 

Pero investigando un poco en la web encontramos que

Oscar Conde, miembro titular de la Academia porteña de Lunfardo, de la Academia Nacional del Tango, y docente universitario dice que

 

5- En la década del ‘20 0 ‘30 GATOS eran los hombres que invitaban a salir a las vedettes (artistas femeninas de espectáculos de variedades). Gato en este caso proviene del lunfardo gatiyar que era PAGAR, tener la posibilidad de pagar para invitar a las vedettes.

6- En la década del ‘70 pasó a describir no a quienes consumían el servicio sino a quienes lo daban: Mujeres que aceptan ir con hombres con plata. O mejor dicho: prostitutas caras. Mujeres que ofrecían sexo a cambio de mucho dinero o de muy buenos tratos. Sin embargo, el día de hoy parece contradecirse, ya que una mujer llamada GATO es una mujer que ofrece su cuerpo ya ni siquiera por dinero sino por pertenecer, o  por objetos, o por status, etc. o mejor dicho: una prostituta barata (ya ni cobra)

 

7- En la década del ‘90 surge en el lenguaje carcelario otro significado que es “hombre que ocupa el escalón más bajo del pabellón”. El que sirve a los otros que están por sobre él. El que hace un trabajo subordinado a cambio de algo. El “prostituto” del jefe del pabellón. El que recauda dinero o favores para él. El jefe se ocupa de hacer entender en el resto de los presos que “el respeto mostrado al gato es respeto mostrado a él, el jefe”. Esa especie de subordinado, sirviente que desprecia a quienes están debajo del jefe, pero que no se reconoce como subordinado, porque su deseo es ser como el jefe.

Quizás este sea el uso más repetido en el último tiempo, en bocas de opositores al Prseidente argentino actual. Pueden verse en las calles de Buenos Aires Carteles y graffitis que rezan: Macri Gato.

 

8- Se nos ocurre que quizás del significado anterior (y eminentemente en la semántica de la prostitución) es que también HACERSE EL GATO significa hacerse el sexy adelante de los demás.

 

9- Por último, también es verdad que se ha apodado Gato a grandes personajes de la historia, considerados muy inteligentes, ágiles o sagaces. Como el Gato Piazolla (compositor) o el Gato Dumas (cocinero).

 

Así GATO puede designar a un cliente (el que gatilla) como a quien da el servicio (la prostituta). Y puede significar el pudiente (el que gatilla) como también al sirviente. Puede ser alguien que se muestra como sexy o un indigente, pobre y servil. Es, lejos, la palabra del lunfardo más contradictoria que hemos encontrado hasta hoy.

Quizás sea una palabra de batalla entre clases. Quienes miden su poder frente a otros designan al otro con esta palabra para menospreciarlo. Es, claro, tan sólo una teoría...

 

¿Tenés un significado número 10 para esta palabra? Contánoslo acá.

 

Y no te pierdas el programa de Radio matera de este lunes donde los hablantes nativos de inglés que lo conducen buscan los paralelismos en su lengua para esta palabra tan controversial.


¿Más Lunfardo? Click acá


Autor: Porteñísima

Fecha de publicación: 2017-06-20 00:00:00